Las pruebas del diablo (E-SERIES DE A DURO). Reseña

Cojo, de aspecto cabruno y más viejo que el Génesis, la figura del diablo –Lucifer, Belial, Astarot…– sigue resultando fascinante. Su influjo alcanza también al protagonista de la obra que hoy reseñamos, Las pruebas del diablo. Adrián es un detective privado que acude al psicólogo con muchas reservas, pero necesita una opinión objetiva sobre los indicios demoniacos que ha ido recopilando –o más bien sufriendo– a lo largo de su vida. Y, aunque lo diga de soslayo, sospechamos que el hecho de que su última pareja le haya dejado debido a su obsesión por el Maligno ha sido determinante para que se decida a contar su historia.

En el primer episodio descubrimos que Adrián es cojo desde los doce años; la explicación del porqué de su cojera nos introducirá en la macabra historia que destrozó su infancia. A medida que avanza el relato en los siguientes episodios –todos de unos cinco minutos–vamos conociendo una persona solitaria y elusiva, que se refugia en su petaca y sus novelas de a duro para escapar, probablemente, de miedos y traumas que sólo ahora empieza a confesar.

Sin embargo quedan muchas preguntas sin contestar. ¿Comparte Adrián con el diablo solamente la cojera? ¿Recurrirá a lo más primitivo, a “aquello que nos ha costado tanto domar”, para librarse del peligro? “Supongo que a todo se acostumbra uno”, se resigna el detective, pero ¿será capaz de soportar el hostigamiento enloquecedor del diablo? Respuestas que sólo los próximos episodios podrán desvelar.

Opinión:

Si bien aparecen algunos tópicos respecto a la figura del Maligno, la intriga está bien construida y las descripciones son muy vívidas, aderezadas con una pizca de gore. Confieso que he disfrutado cada segundo de la truculenta escena de infancia relatada por Adrián, una delicia para los amantes de la ficción sonora de terror.

La narración corre a cargo del locutor Álvaro Becerril (@alvaritou007), cuya voz resulta quizás demasiado jovial para un amargo detective de más de cuarenta, no obstante está bien ejecutada y a ratos consigue emocionar. El guion envolvente y fluido lo firma Hecheres Beltrán (@HecheresB), autor de las Crónicas del Descendiente.

Héctor Vielva (@hvielvad)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s