Entrevista a Javier Correa Hidalgo, de Antología Apocalipsis

Escritor de fantasía humorística y terror. Escribe en el blog sobre escritura www.dibujandoconpalabras.com donde publica sus relatos. Ha autopublicado su primer recopilatorio de cuentos cortos llamado Historias para leer en el W.C, y actualmente está trabajando en un segundo libro de cuentos cortos basados en un mundo de alta fantasía, y en la fase beta de su primera novela. Publicó el relato Rojo labios en la revista Argonautas. Es el autor de relato Testigo del fin, incluido en la Antología Apocalipsis.

¿Cómo conociste el concurso de relatos de Tártarus?

En el grupo de “El escritor emprendedor”.

¿Crees que en la ficción apocalíptica abundan más los escritores o las escritoras? ¿Por qué?

Francamente no lo sé, pero no veo ningún motivo por el que ser hombre o mujer sea un factor que incline a este género.

¿Hay más autores internacionales que nacionales trabajando sobre tramas del fin del mundo? 

Tampoco lo sé. Las novelas apocalípticas nunca han sido un especial interés, apenas conozco unas pocas, y son todas de autores internacionales.

¿Crees que una adaptación literaria sobre la realidad vivida durante esta pandemia tendría éxito en un futuro cercano?

Quizá…

¿Son los zombies unos personajes sobreexplotados en el género de ficción apocalíptica?

Totalmente, y desde hace tiempo. Además, soy fan del zombi clásico, el de George Romero, en el que los muertos salen del cementerio y no se acababa de saber porqué. Ahora, todo tiene que tener una base racional. Se han hecho montones de historias apocalípticas con zombis, intentando hacer un giro nuevo, otro punto de vista distinto… pero la base y el concepto es el mismo. Lo que se ha conseguido es quemar una cosa a base de más de lo mismo.

¿Qué finales del mundo has conocido (en cine o papel) y te han parecido más interesantes y poco expuestos a la opinión pública?

Como he dicho, no es un tema que me interese especialmente, pero uno que me hizo gracia es el de Soy leyenda, pero el libro. No es un fin del mundo como tal, pero sí el de nuestra especie que era sustituido por otra emergente. Me pareció un concepto interesante.

¿Se puede escribir un final del mundo que no sea distópico?

Yo creo que, por definición, es complicado. Distópico es lo opuesto a utópico, es algo desagradable y no deseado. Así que la única opción de fin del mundo no distópico es uno en el que estuviéramos encantados de que ocurra. Como concepto podría ser interesante: ¿qué ha pasado con nuestra civilización para que la gente reciba de brazos abiertos nuestro propio fin? Me parece algo en lo que indagar.

¿El confinamiento iniciado el mes de marzo ha avivado tu interés por escribir o leer más sobre estos temas?

No. He escrito y leído más, principalmente por tener más tiempo, pero no sobre este tema. De hecho, ha sido sobre humor.

Un final del mundo perfecto, ¿qué porcentaje de ficción y realidad debería tener?

En la vida real, me gustaría que fuera espectacular. Ya que se va a cargar el mundo, que sea algo digno de ver. Por ejemplo, si ocurriera el que escribí, me sentiría muy defraudado.

Si es en una historia… bueno, más o menos lo mismo. Ya que todo se va al garete que sea por la puerta grande.

¿Cuáles dirías que son los puntos fuertes de tu relato y por qué crees que los jueces del concurso literario de Tártarus lo han escogido?

No sabría decir. Soy muy crítico con mis textos y nunca me parece que estén “terminados”. Tampoco he podido leer los de los otros compañeros/as así que no puedo comparar. Hablando a tirando a ciegas, quizá el tipo de fin del mundo: provocado por unos champiñones. La civilización se va apagando poco a poco. Lo ridículo de la situación lo hace trágico y deprimente.

Tras los últimos acontecimientos, ¿opinas que el fin del mundo algún día podría dejar de ser un tema de ficción?

Eso siempre ha estado ahí desde que tengo uso de razón. Si no es un virus es un meteorito, o una guerra, o la contaminación. Soy del ‘77, así que recuerdo que, cuando era crío, el tema de una cuarta guerra mundial durante la guerra fría estaba siempre presente. Luego vino lo de la capa de ozono, o el efecto 2000… Siempre había un fin del mundo de Damocles sobre nosotros. Un virus es solo una causa más. En realidad, me preocupa má el cambio climático.

Por último, nuestra batería rápida de preguntas:

Una novela de género (terror, fantasía, CiFi): Frankenstein.

Una novela fuera del género: ¿La biografía de Ozzy Orbourne cuenta? Si no, The memory illusion, sobre psicología y flasos recuerdos.

Un escritor/a: Terry Pratchett.

Un proyecto literario en marcha: Como tener, tengo tres. En el que estoy ahora mismo es reescribir varios relatos cortos de alta fantasía para publicarlos juntos. El título (si no lo cambio) será: Crónica de un guantazo, y otras historias insulsas.

Un logro para estar orgulloso: Haber llegado a U.K sin saber apenas el idioma, sin conocer a nadie, solo, sin saber nada, y haber conseguido hacer una vida.

Una canción para escribir: Back in Black de AC/DC. Por algún motivo se ha concertido en mi ritual al  empezar a escribir.

Puedes descargar una copia de Antología Apocalipsis en Lektu. Todo lo recaudado será destinado a financiar los gastos de la revista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s