Entrevista a Beh Sam, de “Antología Apocalipsis”

Ha publicado en las antologías De matar también se sale, de la editorial Grupo Amanecer, y T. Errores I Parte, de Dentro del monolito. También tengo varios artículos de opinión y análisis publicados en el medio digital Voz Paralela y he resultado ganadora en varios concursos anuales de literatura. Participa en la antología con el relato A golpe de libertad.

¿Cómo conociste el concurso de relatos de Tártarus?

A través de Twitter, que es mi canal principal para dar difusión a lo que escribo y para enterarme de todo lo que ocurre en el mundo editorial.

¿Crees que en la ficción apocalíptica abundan más los escritores o las escritoras? ¿Por qué?

Como en todos los géneros literarios, creo que la proporción entre escritoras y escritores está equilibrada. Que ellas o ellos sean publicados por las editoriales en diferente medida ya es otra historia.

¿Hay más autores internacionales que nacionales trabajando sobre tramas del fin del mundo? 

Sorprendentemente, tenemos una gran cantidad de autores en España que trabajan el área del apocalipsis, las distopías, la ciencia ficción futurista y con una calidad literaria excepcional.

¿Crees que una adaptación literaria sobre la realidad vivida durante esta pandemia tendría éxito en un futuro cercano?

A través de varios escritores y lectores que conozco, sé de primera mano que a muchos de ellos les resultaría terriblemente aburrido escribir sobre el confinamiento y la pandemia. Sin embargo, en mi opinión, como cualquiera de las infinitas temáticas que puedan existir, la situación actual es susceptible de ser volcada al mundo literario.

¿Son los zombies unos personajes sobreexplotados en el género de ficción apocalíptica? 

Reconozco que se disputan el primer puesto con los alienígenas y los desastres naturales, pero yo no diría «sobreexplotados». Max Brooks con su libro Zombi: guía de supervivencia nos demostró que, con el enfoque adecuado, cualquier personaje puede ser fresco y novedoso –quizá el término «fresco» no es el más apropiado para hablar de los no-muertos, pero que esto no nos distraiga de la cuestión.

¿Qué finales del mundo has conocido (en cine o papel) y te han parecido más interesantes y poco expuestos a la opinión pública? 

No voy a decir que haya sido poco expuesto a la opinión pública ni tampoco que se trate de cine o de papel pero, por ser uno de los mejores finales en mi opinión, me permitiré reinterpretar la pregunta: mi apocalipsis favorito es el de la saga de videojuegos Fallout. En ella no solo se muestra un mundo destruido por la guerra sino que se fija el objetivo en el verdadero culpable: el capitalismo salvaje. La moneda de cambio es la chapa de refresco de cola y, a lo largo de las historias, se muestra una realidad plagada de macrocorporaciones asesinas. ¿Qué mejor fin del mundo que aquel que podría ocurrir realmente?

¿Se puede escribir un final del mundo que no sea distópico?

Definitivamente. La realidad actual que vivimos nos daría para imaginar infinitos finales.

¿El confinamiento iniciado el mes de marzo ha avivado tu interés por escribir o leer más sobre estos temas?

En el caso de la escritura sí, absolutamente, pero, a la hora de leer, toda esta situación me ha dejado una necesidad imperiosa de finales felices para nada apocalípticos.

Un final del mundo perfecto, ¿qué porcentaje de ficción y realidad debería tener?

Para mi gusto, 90% de realidad y un refinado 10% de criaturas lovecraftianas. Pero eso es cuestión de cada uno.

¿Cuáles dirías que son los puntos fuertes de tu relato y por qué crees que los jueces del concurso literario de Tártarus lo han escogido?

Como en todo lo que escribo, creo que el humor y la crítica siempre ponen algo de su parte. En este caso, además, introducir una conclusión algo extravagante puede haberme ayudado también.

Tras los últimos acontecimientos, ¿opinas que el fin del mundo algún día podría dejar de ser un tema de ficción?

Desde luego que sí. Quizá no de la forma en la que lo imaginamos, con algunos reductos de población sobreviviendo a duras penas y viéndose abocados al canibalismo, pero sí. Tan solo la fusión del permafrost actual ya me da pesadillas.

Antes de acabar, ahí va nuestra batería rápida:

Una novela de género (terror, fantasía, CiFi): La casa en el confín de la Tierra de William H. Hodgson.

Una novela fuera del género: La isla del tesoro de R. L. Stevenson.

Un escritor/a: Ada Coretti

Un proyecto literario en marcha: una novela semiautobiográfica con tintes de terror cósmico.

Un logro para estar orgulloso: formar parte de varias antologías acompañada de escritores maravillosos. Dentro de un agujero de gusano, Insomnes hasta el amanecer, esta misma antología… todo un lujo.

Una canción para escribir: Satanic rites de Perturbator.

Puedes descargar nuestra Antología Apocalipsis en Lektu y apoyar para que nuestro proyecto literario continúe. Todo lo recaudado será destinado a financiar los gastos de la revista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s