Reseña: Ojalá tú nunca, de Javier Miró

«La mejilla de César está aplastada contra el suelo. Sabe que es el suelo porque ya no queda vacío por el que seguir cayendo.”

Madrid, finales de los años 70. César huye por su vida. No recuerda quién es ni por qué lo persiguen los cazadores. Solo sabe que dispone de una noche para cruzar el muro que separa la España controlada por el Tercer Reich de la zona soviética. Para ello, necesitará toda la ayuda que pueda conseguir. Pero ¿cómo fiarse de alguien si ni tan siquiera está seguro de quién es él mismo?

“Ojalá tú nunca» es un original mecanismo de relojería que explora la naturaleza de la memoria, la identidad y el tiempo; una cuenta atrás por un laberinto de mentiras, que unos personajes acostumbrados a sobrevivir detrás de una máscara se verán obligados a recorrer hasta alcanzar la sorprendente revelación final.

Título de la obra: Ojalá tú nunca
Autor: Javier Miró
Género: Ciencia Ficción
Editorial: Insólita
Año de edición: 2020
Extensión: 158 páginas
Formato: digital
PVP: 3,00€

Es imposible comenzar esta reseña sin levantarse a aplaudir por la valentía de experimentar con una estructura narrativa tan compleja como la que tiene esta novela corta. Mucho más utilizado en el cine, comenzar una historia por el clímax (o lo que parece serlo) supone un gran trabajo de fondo para conseguir mantener la tensión y la atención durante el resto del libro. Ojalá tú nunca lo consigue a través de un narrador en tercera persona en presente lleno de matices y con un estilo simple y preciso.

Otra de las complicaciones de la técnica utilizada reside en la capacidad de emocionar al lector, de hacerlo cómplice de sus personajes e invitarlo a que los acompañen hasta el final. Objetivo que también logra a través de diálogos naturales y entrelazando la acción de lo que sucede con trocitos de la psique de su protagonista, César, un tipo que en el Madrid de los 70 parece haber perdido la memoria y dudar de absolutamente todo lo que le rodea y hasta de sus propias acciones.

“Las voces rompieron la mañana desde muy temprano. Primero se escucharon a lo lejos. Podían ser gritos como podían ser ecos de cualquier otra cosa.”

Quizás a los menos acostumbrados a la ciencia ficción, el comienzo se les antoje un poco enrevesado y confuso, pero a medida que avanzamos en la historia (o retrocedemos, mejor dicho), las líneas borrosas van tomando forma en una ucronía con ciertos toques de thriller y hasta de fantasía urbana que nos mantendrá devorando páginas en una travesía que a nosotros se nos ha hecho corta, pero intensa. Merece la pena mencionar el interesante personaje femenino que más peso cobra en la trama: Emma.

Como no queremos desvelar demasiado y esta es una novela plagada de piezas de un puzzle estratégicamente armado, no podemos más que recomendar esta lectura para estas tardes frías de invierno que siempre saben mejor con un buen libro entre manos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s