Reseña: “Ars moriendi. Cuentos de la no vida”, varios autores

Diez voces, amantes de lo insólito y lo oscuro, se unen en Ars moriendi para exorcizar miedos a través de uno de los grandes temas literarios: la muerte. Espectros, familia o brujería se entrelazan en estos relatos de la «no vida», siniestros y fascinantes como la propia muerte y los difuntos. Diez historias sobre la pérdida, lo efímero y aquellos que se van y, tal vez, regresan.

Título de la obra: Ars moriendi. Cuentos de la no vida
Autor: Varios autores
Género: Narrativa breve
Editorial: InLimbo
Año de edición: 2020
Extensión: 182 páginas
Formato: Papel
PVP: 17,00€

Hablar de la muerte es un tema recurrente en la Historia de la literatura, o de cualquier otro arte, pero es especialmente atrayente para aquellos que disfrutamos con lecturas terroríficas. Por eso, esta recopilación de relatos me picó la curiosidad desde que leí la sinopsis.

Con prólogo de Natalia Álvarez Méndez (Universidad de León. Grupo GEIG), nos adentramos en diez historias que giran en torno a la muerte a través de perspectivas muy variadas y voces únicas. Cada uno de los autores y autoras que componen la antologían tratan con estilo propia —lo cual se agradece enormemente— parcelas que pertenecen a ese temido final de la vida, como el dolor de la pérdida por lo que nunca se tuvo, la obsesión por la muerte inherente al humano y todas las preguntas que suscita, las consecuencias en el ámbito familiar, los asuntos pendientes y hasta un guiño a ese eterno dilema de jugar a ser Dios que ya nos propuso Mary Shelley con su Frankenstein.

Con una gran variedad de narradores y personajes, asistimos a tiempos y espacios distintos para darnos de cuenta de que el nacimiento y la muerte son los hitos que nos unen en nuestra experiencia vital, no importa de dónde vengamos. Me vais a permitir que me detenga en los relatos que más me han sorprendido y he disfrutado, aunque eso no desmerezca el resto en absoluto, esta antología merece la pena.

Compañeros de viaje, de Solange Rodríguez Pappe es una delicia de cuento casi místico con toques de humor negro, esbozado de forma dialogada y estructurado con gran atino, que nos sumerge en un viaje en autobús con una serie de personajes a primera vista ordinarios. Sin duda, leer a Solange ha sido un descubrimiento que no se quedará solo aquí. Por otro lado, está el interesante relato Historias de pueblos muertos, de Alberto Chimal, que en forma de crónica nos narra la muerte de diversos pueblos tribales para poner de manifiesto una reflexión sobre la predisposición del hombre a cometer errores fatales. Por último, Engranajes, de Ana Martínez Castillo, nos lleva hasta el Edimburgo del siglo XIX para tratar otro tema universal relacionado con la muerte: la inmortalidad. En la línea de Frankenstein o Cementerio de animales, asistimos a la desesperación de un esposo por llenar ese vacío que nos deja la pérdida de un ser querido, en una simbiosis de ciencia ficción y terror que funciona como un reloj.

Sin más, te animo a que disfrutes de estos diez cuentos sobre la no vida y a que no pierdas de vista a InLimbo Ediciones. Me parece que esta editorial promete grandes sorpresas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s